Storage Compat diseña productos pensados para facilitar los movimientos y el orden en hogares y espacios de trabajo.

“Nuestros productos convierten cualquier espacio en un lugar ordenado y funcional, a necesidad del cliente, desde una casa hasta una línea de producción automotriz o aeroespacial”. Explica Julieta Lavorgna, Directora Comercial de Storage Compat, una empresa argentina que trabaja exclusivamente junto con el grupo Fami de Italia, exportando sus productos a todo el continente. 

Contenedores plásticos, armarios metálicos modulares, estanterías, cajoneras, bancos de trabajo y carros serie combi: estos elementos son parte de la producción diaria de laboratorios, farmacias y fábricas de primera línea de nuestro país. ¿Por qué los eligen?

“Desde hace 89 años se estudian las problemáticas de los medios de producción, logística y organización de espacio, y como resultado se fueron obteniendo y desarrollando normas que avalan los productos que hoy ofrecemos”, explica Lavorgna. Es que la medida de cada caja, gaveta, armario o banco de transporte tiene un porque basado en un estudio previo que lo justifica. 

“Cada producto está diseñado para ser utilizado en ambientes diferentes, y cada uno cumple una función específica”, sintetiza Lavorgna.

Las estanterías Uninorm, por ejemplo, son sus productos estrella por su adaptabilidad y simpleza a la hora de armarse. No necesitan de bulones ni tornillos para montarse y tienen una sorprendente capacidad de carga. Se utilizan tanto en fábricas como en locales de ropa de diseño.

El origen del concepto

La estandarización de los espacios de trabajo y, en consiguiente, de su equipamiento, se remonta a la Europa de la post-2da guerra mundial, cuando las fábricas, unidas en pos de la recuperación, comenzaron a realizar estudios y unificaciones de las herramientas, tamaños y diseños de los espacios de trabajo pensados en mejor desempeño y calidad de vida de sus trabajadores.

Varias décadas después, dichos conceptos se fueron ampliando y perfeccionando a tal punto que su alcance ya trasciende el lugar de trabajo y es también aplicable a livings, cocinas, vidrieras, oficinas personales y bauleras. Lejos de ser una opción limitada al trabajo industrial, estos productos pueden perfectamente utilizarse también en espacios familiares o de trabajo liviano.

Julieta Lavorgna cuenta que muchas veces los potenciales clientes piensan que sus productos están algo así como “fuera de su órbita”, limitados a usos específicos. Pero lo cierto es que la estandarización no hace más que ampliar sus usos, en vez de acotarlos:  “resulta mucho más sencillo y económico para cualquier persona adquirir un producto Storage Compat Fami y no “inventar” otras posibilidades fuera de lo estándar, o acudir a trabajos de herrería a pedido que luego son difíciles de cambiar”.

Las gavetas plásticas Zeus son otro ejemplo de la adaptabilidad de los productos: la posibilidad de sus usos es increíblemente amplia, su gran capacidad puede hacerlas ideales para ordenar pesadas herramientas, pero tampoco desentonarían en el cuarto de los chicos para ordenar ropa o juguetes.

Source: Infobae
Muebles y ambientes inteligentes: el sueño de crear un espacio 100% funcional

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account