#LijEnInfobae: una selección de nueve libros imperdibles para disfrutar con toda la familia

Títulos imperdibles para disfrutar en familia
Títulos imperdibles para disfrutar en familia

La recta final de año se convierte en vorágine y hay que hacer malabares para llegar a diciembre. Pero qué horizonte mejor que llegar a fin de año leyendo y proponiendo lecturas. Esta selección de nueve libros tiene muchos hilos invisibles que la cosen. Hay historias de madres, hijos, hermanas, hermanos, padres, familias enteras. Hay historias de contadores de cuentos, y de escuela, de la escritura, y también de la oralidad. Pero también hay historias de discípulos y de maestras y maestros.

Daniel Pennac dice que el tiempo para leer siempre es robado, igual que el tiempo para escribir y para amar. Y continúa: “¿robado a qué? Digamos que al deber de vivir. El tiempo de leer, como el tiempo de amar, expanden el tiempo de vivir.

Varios de hermanas, abuelas, mamás, papás y demás familiares

El papá que se puso toda la ropa, escrito por Allan Ahlberg, ilustrado por Katherine McEwen. Buenos Aires: Santillana, 2018.

“De pronto sonó el teléfono.
-Necesito un taxi –dijo alguien con voz ronca.
-Claro –exclamó la señora Gaskitt-. ¿Dónde?
– Búsqueme en la puerta del banco -pidió la voz.
-Por supuesto –aseguró la señora Gaskitt- . ¿Y a dónde quiere ir?
-Lo más lejos posible –dijo la voz- ¡Es una broma, mujer!…-Y colgó.”

Antes de la portadilla, una nota en la heladera nos advierte que estamos por entrar a un libro de “Los Gaskitt”. Y luego, viene la presentación. Una página donde podemos conocer y mirar a todos los integrantes de la familia Gaskitt: el señor Gaskitt, un señor inteligente que se pone toda la ropa, la señora Gaskitt, una mamá cariñosa y excelente taxista, sus hijos mellizos: Gus y Gloria, su gato Horacio, pero también su heladera que dicen, tiene un congelador de 5 estrellas, un gran espacio para las verduras y sabe escribir sin faltas de ortografía y la radio de su coche, que suele equivocarse.

Esta presentación nos propone entrar en esta historia de episodios cortos y disparatados. El humor, el ingenio, la ternura y el ridículo se dan cita en este libro. Con ilustraciones cargadas de movimiento, expresión, detalles y color proponen y suman contenido a la trama de esta familia que se ve enredada en la aventura de un día estrafalario, que comienza cuando el Sr. Gaskitt se levanta y se pone toda la ropa que tiene y suena el teléfono con el pedido de un taxi. La familia entera se ve implicada en un robo a un banco. Una historia de persecuciones, divertida y vertiginosa.

La contratapa nos anuncia que este es el primer libro de la colección sobre los Gaskitt. Ni bien lo lean van a querer conseguir los otros. Recomendada para personas niñas que necesitan que alguien les lea, pero también para valientes que leen solas.

………………………………………………………………………

Virginia Lobo. Escrito por Kyo Maclear, Ilustrado por Isabelle Arsenault. Buenos Aires: La bestia equilátera, 2013.

“Un día mi hermana Virginia se levantó lobuna. Tenía voz de lobo y hacía cosas extrañas…”

¿Qué podemos hacer cuando una hermana está de mal humor? Intentar levantarle el ánimo. Vanessa, es la voz de esta historia y se propone cambiarle el ánimo gris a su hermana que está de muy mal talante y no responde a ningún estímulo. Hace de todo para lograrlo pero no lo consigue. Varias separaciones mínimas, una letra de diferencia entre palabras, en esta historia tomando este concepto hermoso de Germán Machado. La primera: El título original del libro es Virginia Wolf, y está inspirado libremente en la escritora Virginia Woolf y en su hermana mayor, la pintora Vanessa Bell. En esta edición, el texto del libro fue ilustrado a mano por Fernando Calvi.

“Si estuvieras volando, ¿a dónde te gustaría ir?” Abrí su atlas y nombré algunos lugares. “París, Tokio, Ciudad de México…”.
“No. No. ¡No!”, me dijo.
“Si estuviera volando viajaría hasta un lugar perfecto Un lugar con pasteles glaseados y flores hermosas y árboles excelentes para trepar y ningún rincón vacío.
“¿Dónde queda eso?”, pregunté.
Ella pensó un momento y dijo “Bloomsbury, por supuesto”.

Y es a partir de esa respuesta que se le ocurre pintar para ella un mundo de flores, colores, papel picado donde lo triste se vuelve alegre y lo oscuro luz. Y no solo eso, al entrar en ese mundo nuevo, Virginia también empieza a pintar y a crear ese mundo nuevo.

Un lugar imaginario, un lugar que se distancia, por otra separación mínima, del barrio en el que habitaban la escritora Virginia Woolf, su hermana y otros intelectuales del círculo de Bloomsbury.

“Solo el amor convierte en milagro el barro” canta Silvio Rodríguez. Virginia Lobo es eso. Una historia donde el deseo, la creación, los colores y el amor transforman todo, por un rato. Recomendadísimo para leer a todas las edades.

…………………………………………………………………………………

La hermana menor. Escrito por Suniyay Moreno. Ilustrado por Mariana Chiesa. Buenos Aires: Pequeño editor, 2018.

“Al rato de andar, probó puntería arrojando unos terrones a los cardones más altos. Jugó a hacerse un pañuelo con la bolsa de arpillera que le había dado la mamay. Entonces se acordó de la advertencia y se apuró. Tenía que llevar el hueso a tiempo para ponerlo en la olla y que hirviera un rato largo en el agua, dándole gusto a la sopa.”

Picu, una niña del monte santiagueño, es la protagonista de esta historia. Suniyay, una mujer que vivió su infancia en el monte santiagueño es la escritora.

Eliza Suniyai Moreno es bibliotecaria en el conurbano bonaerense, elige el nombre que le regaló su abuela, “Suniyay” significa alargarse, crecer, pero para adentro. Se define a sí misma como una “recolectora de palabras” y cuenta: “Entendí que mi vida se volvería verdadera a medida que la fuera contando.” La hermana menor es su primer libro. Y nace de la oralidad. De contar sus historias y de todo lo que sucede cuando las historias circulan y generan encuentros.

Picu recorre el monte para buscar en lo de una vecina un hueso para la sopa. ¿Se imaginan cuántos universos pueden aparecer en ese recorrido? ¿Podrá encontrar el camino o se va a perder? Las huellas de las cabras pueden regalarle mistoles frescos y dulces, por ejemplo, los árboles, ramas para trepar… La orden de no demorarse le es dada, pero no hay relojes y el único modo de saber la hora es mirar las sombras.

Las ilustraciones de Mariana Chiesa son contundentes y expresivas, los trazos visibles que dan textura y volumen, en una paleta que arma el clima exacto. En el ir y venir entre las palabras y las imágenes los lectores quedamos adentro del monte santiagueño, contado con simpleza y poesía.

Una historia que además de emocionar, cuenta la historia de Picu, pero logra además transmitir algo de los derroteros imaginativos de la infancia, con sus ensimismamientos, juegos, pensamientos, retos, sorpresas y miedos.

…………………………………………………………………..

Mi pequeño. Escrito por Germano Zullo. Ilustrado por Albertine. Buenos Aires: Limonero: 2016

Tapas Lij Octubre (4)
“¡Por fin!
Te esperaba.
¡Mi bebé, mi niño, mi pequeño!”

El paso del tiempo siempre deja su huella. Va transformando a los protagonistas. Un libro con una síntesis increíble, que nos propone descubrir el amoroso vínculo entre una madre y su hijo, y nos permite, además, entrar en ese vínculo.

En cada página los vemos a ambos, esperando, dando, tomando, recibiendo. Con una sutileza en las palabras y las imágenes, la relación madre-hijo se pone en juego entre abrazos, juegos y miradas va pasando el tiempo, y ese pequeño y esa madre, van creciendo.

“Es nuestra historia.
Y cuando te la haya contado.
Será tuya.
Para siempre.”

A cada vuelta de página, madre e hijo irán cambiando. Al igual que en la vida con el paso del tiempo, madre e hijo serán otros en el transcurso del libro. Las relaciones nos cambian, nos modifican, nos transforman. Las de madres, padres e hijos pero en realidad cualquier relación. Las relaciones en sí mismas también se transforman con el paso del tiempo. Realizado con dibujo de línea en negro sobre fondo blanco, con una simpleza exquisita, imágenes y texto arman un todo cargado de poesía. Algo de la transformación, el crecimiento, la vejez y los roles que se ponen en juego entre las personas aparece en Mi pequeño. Y como lectores, también sucede.

Un libro que te emociona, pero también te invita a pensar, a mirar para adentro. La dupla creativa Zullo/Albertine ganó con este libro el premio Bologna Ragazzi 2016 en la categoría de ficción. Recomendado para leer solos o en forma compartida, a cualquier edad.

…………………………………………………….

El menino. Escrito e ilustrado por Isol. México: Océano Travesía, 2015.

Si hay algo en este mundo que cambia la vida para siempre, ese algo es que la llegada de un bebé, ¿no les parece? En El menino, Isol lo cuenta con poesía y extrañamiento. Y esa mezcla es exquisita.

“La casa está tranquila. El barrio, silencioso. El gato, dormido. La gente, ocupada con en sus cosas. Los días se suceden ordenados: después del martes, viene el miércoles. Hasta que llega el Menino”.

Algo que me encanta es la propuesta de mirar con extrañamiento lo cotidiano. Esta es la apuesta de El menino. Ya desde el título recibimos la advertencia de que se trata de “Una historia basada en hechos reales”. Imaginemos por un momento que miramos la llegada de ¿un bebé? Desde afuera, sin conocer el proceso ni nada más de la situación…

“No hay que asustarse si un día en su boca aparecen unas piedrecitas blancas que antes no estaban. Le van a salir más de treinta.”

Con ironía, humor, poesía y ese extrañamiento del que hablamos al principio, este libro nos invita a mirar con ojos nuevos y sorpresa cómo es llegar al planeta tierra y todo lo que sucede cuando un bebe aterriza en la casa.

El menino (niño en portugués) cambia de nombre según el idioma en el que se publique. En portugués lo llamaron A criatura, lo cual, cuenta Isol, le da mucha gracia porque lo hace más raro aún, en sueco el nombre es Minstigen y en francés, Le Bibou.

“Es cierto que la casa ya no está ordenada y cuesta recordar qué día viene después del martes. Pero al Menino estas cosas no le parecen importantes y termina por convencer a los demás de lo mismo.”

Un libro para niños, niñas, jóvenes y adultos, claro.

Una historieta, que son dos

Empezamos por la segunda, para variar:
Súper Ninja Kururo 2. Guión y dibujos, Marko Torres. Buenos Aires: Comiks Debris, 2018.

“Ahora vaga por el mundo en busca de problemas…
…derrotando a sus enemigos de un solo golpe.
Y ha robado todo el oro de los Glomblins de las cavernas putrefactas.
Una vez partió una montaña en dos con un dedo. ¡Un dedo!”

Recién salida del horno, una nueva aventura del super Ninja Kururo, que, según dicen los que saben, es uno de los peores ninjas del universo, entonces, ¿cómo hizo para ser tan, tan, tan importante? Alumno en el templo Mashu-Kón, nunca brillo por su destreza sin embargo, se convirtió en una leyenda. Es conocido como el ninja de la muerte pero nadie lo ha visto, aunque se dice por ahí que logró vencer a su maestro y que hizo trizas su templo… Kukuro posee un aparato mágico que le da vidas infinitas, fuerza superpoderosa, visión láser y una larga más. Mucho humor, ritmo y ganas de seguir leyendo.

Kururo dice no entender por qué le faltan el respeto por más amable que sea. Y siente que necesita un nuevo reto, uno que haga que la gente lo respete. En esa búsqueda anda cuando ve el aviso: “Visite Clandestinopla. Hogar del torneo Masacre Brutal. ¡Torneos, Diversión y Destrucción!”

¿Durarán sus superpoderes para siempre?

Para los que se quedaron con ganas de más:

Súper Ninja Kururo. Guión y dibujos, Marko Torres. Buenos Aires: Comiks Debris, 2016.

Podríamos hablar aquí de los comienzos de Kururo. ¿Cómo hace un aprendiz de ninja cuando carece de las habilidades que se le exigen? Y si encima se lleva mal con el sensei Gran Jefe Combos, que es el que va a decidir quiénes de sus discípulos se van a convertir en profesionales, peor. Kururo para lograrlo va a tener que pasar numerosos enfrentamientos y aventuras. Un personaje que van a querer seguir.

Recomendado especialmente a partir de la lectura autónoma. Es hermoso lo que pasa entre las historietas y los niños y las niñas cuando empiezan a leer autónomamente.

De perros, gatos, ratones poemas y cuentos

Quiere a ese perro. Escrito por Sharon Creech. Ilustrado por Alejandro Magallanes. Buenos Aires: FCE, 2001.

“27 de septiembre
No entiendo
el poema sobre
la carretilla roja
y los pollos blancos
y por qué tanta cosa
depende de
ellos.
Si eso es un poema,
el de la carretilla roja
y los pollos blancos,
entonces cualquier frase
puede ser un poema.
Sólo tienes que
escribir
líneas
cortas.”

¿Quiere a ese perro es poesía? ¿Quiere a ese perro es una novela? O es lo que algunos llaman “Novela poética”. Es poesía y es novela. Y es mucho más. Es un libro mediador que nos hace entrar en poesía. Es una historia, la de Jack, que es alumno de la Señorita Strechberry que les lee y les propone escribir poesía en la escuela. Es también un tratado sobre poesía. Y también es uno de los libros más maravillosos que conozco. Este niño va contándonos en un cuaderno personal, a modo de diario íntimo algunos de sus días de clase, como piensa que no es para él escribir poesía, como escribe su primer poema –y cuánto le cuesta-. Jack va entrando en poesía a partir de la lectura y de la escritura. Y nos relata todo lo que siente cuando lo hace, incluso cuando se anima o cuando piensa que “sólo las niñas escriben poesía”.

Jack quiere entender cada palabra de los poemas que les lee la Señorita Strechberry. Y en sus lecturas, va vacilando y haciéndose preguntas hasta que descubre a Walter Dean Mayers, que lo conmueve y lo inspira para escribir cosas que no había podido decir antes. Encuentra en la poesía un lugar, un territorio para contar. La Señorita Strechberry aparece como una mediadora ideal, proponiendo una selección de poemas cuidada, no escrita “especialmente para niños”, elegida exquisitamente.

A lo largo del libro son nueve poemas que van a transformar y a generar mundos en la vida de Jack: escribe sus propios poemas, se anima a mostrarlos, decide como quiere que sea la distribución de las palabras en la hoja, puede ponerle palabras al dolor de una pérdida, escribe una carta a su poeta preferido para invitarlo a la escuela, a su salón, el 105, y duda y se hace preguntas.

En esta edición, las ilustraciones frescas y sencillas de Alejandro Magallanes, en negro sobre blanco, dialogan muy lindo con el texto.

6 DE JUNIO
Querido señor Walter Dean Myers:
Gracias
cien millones de veces
por
dejar su trabajo
y a su familia
y sus cosas-que-la-gente-tiene-que-hacer
para venir a visitarnos
a nuestra escuela
y nuestro salón.

Un libro profundo que demanda, a veces, más de una lectura. Recomendadísimo para niños, niñas, jóvenes y adultos.

……………………………………………………………………….

Historias a Fernández. Escrito por Ema Wolf. Ilustraciones de Jorge Sanzol. Buenos Aires: Sudamericana, 1998.

“Fernández duerme en equilibrio sobre el borde de los aleros y las canaletas de desagüe. Provoca escalofríos verlo oscilando al viento con los ojos cerrados en la cima del tanque de agua, la cumbrera del tejado —su lugar favorito, sobre todo cuando el sol de invierno entibia las tejas—, las medianeras y las ramas más altas del árbol de paltas. ¿Puede alguien que no sea pájaro descansar sobre un alambre? Él sí. (…) Desde chico —no tenía más de cincuenta días cuando Emilio lo dejó en casa— mostró esa peligrosa inclinación por los bordes, los extremos, las aristas, los márgenes y cualquier sitio desde donde fuera posible derrumbarse.”

¿Puede la escucha ser protagonista de una historia? Fernández tiene la malísima costumbre de dormir en las alturas, lo que tiene siempre en vilo a su dueña, porque claro, Fernández siempre parece estar a punto de caerse.
Y ese fue justamente el problema que da inicio a estas historias. La caída de Fernández. El tío de la niña protagonista es quien lo cura y le indica también que tiene que permanecer despierto por 3 horas. Tremenda hazaña ya que Fernández es un dormilón nato.

“Cumplir con el consejo médico sumará otra complicación: “No he dicho que de las veinticuatro horas que tiene el día, Fernández duerme alrededor de veintiséis. Duerme sin pausa, con la dedicación de un atleta entrenándose para las olimpíadas del sueño, duerme para llegar primero en cualquier maratón de párpados cerrados, duerme porque se fatiga de tanto dormir. Ni siquiera conoce el sueño ligero: entra directamente en la cuarta fase —la de las ondas delta, la más profunda— y ahí se queda aunque la tierra trepide.”

Entonces, cumpliendo con la “prescripción médica”, su dueña empieza a contarle historias. Para que no se duerma. Así como Scherezada cuenta historias para salvar su vida, aquí son las historias las que salvan.

La novela se arma con las historias que la niña le irá contando al gato. Durante cada relato, la niña devenida en cuentista dice y al mismo tiempo reflexiona sobre el contar: sumará estrategias, manejará los tiempos, la intriga, la tensión y buscará recursos para atrapar y lograr que Fernández no se duerma. Para inspirarse mira por la ventana y va ficcionalizando a partir de alguno de los estímulos que le brinda su calle: La granduquesa y la papa, Corazones confundidos y Aventuras en los mares del mundo o El fantástico animal australiano. ¿Lograrán la niña y la escritora salvar al gato?

Historias a Fernández recibió el 1º Premio Nacional de Literatura Infantil a la producción 1994-1997. Hermoso libro para leer en voz alta en capítulos antes de dormir. Y claro, también para valientes que leen solos.

Hasta aquí la selección de octubre. Ojalá encuentren el tiempo para mirarla, elegir varios, ojalá encuentren, robado o no, el tiempo para disfrutarlos. Pennac sigue: “El tiempo de leer, como el tiempo de amar, expanden el tiempo de vivir. Si tuviésemos que enfrentar el amor desde el punto de vista de nuestra agenda, ¿quién se arriesgaría a ello? ¿Quién tiene tiempo para estar enamorado? Y sin embargo, ¿alguien ha visto alguna vez a un enamorado que no se tome el tiempo de amar? (…) La lectura no tiene que ver con la organización social del tiempo; es una manera de ser, como el amor.”

Ojalá que amen, lean y conviden lecturas a todas las personas niñas que les rodeen. Y que si no encuentran el tiempo, lo roben.

SIGA LEYENDO

Todo listo para el Filbita 2018

#LijEnInfobae: diez libros para comenzar a disfrutar la llegada de la primavera

 

Source: Infobae
#LijEnInfobae: una selección de nueve libros imperdibles para disfrutar con toda la familia

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account