La venta de maquinaria agrícola cayó por segundo trimestre consecutivo

Se profundiza el mal momento de la maquinaria agrícola: sus ventas, siguen en caída
Se profundiza el mal momento de la maquinaria agrícola: sus ventas, siguen en caída

El sector de maquinaria agrícola tampoco logró escapar a la coyuntura de las altas tasas de interés, financiamiento estancado y una fuerte devaluación. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), las ventas registraron una disminución el 8,7% en el tercer trimestre de 2018 en comparación al mismo período del año pasado, alcanzando una facturación de $ 7.576,6 millones.

De acuerdo al último informe del organismo, las unidades vendidas en los cuatro grupos de maquinarias registraron disminuciones entre los meses de julio y septiembre, en relación al año anterior. Las cosechadoras y tractores presentaron una pronunciada disminución de (-65,1%) y (-53,9%), respectivamente; mientras que los implementos y sembradoras registraron caídas de (-35,4%) y (-19,2%), en ese orden.

Sin embargo, no todas fueron malas noticias. Los tractores y las sembradoras presentaron los niveles de facturación más altos del trimestre, con $ 3.381,5 millones y $ 1.628,1 millones, lo que representó una disminución de (-9,7%) y una suba de 23,9%, comparado a igual lapso de 2017. En tanto, la facturación de los implementos aumentó 2,1%, llegando a los $ 1.440 millones; mientras que la de las cosechadoras se redujo de manera significativa (-38,5%), cerca de los $ 1.127 millones.

Seguir participando

Respecto a la participación del mercado, los tractores se mantuvieron al tope del ranking de las ventas en el tercer cuarto del año con el 44,6%, aunque disminuyó levemente en relación a similar lapso de 2017 cuando esa cifra se ubicó en el 45,1%.

En 2018, las sembradoras recuperaron dos posiciones pasando del cuarto al segundo lugar alcanzando el 21,5% del total vendido frente al 15,8% del año anterior.

Los fabricantes de maquinaria agrícola se muestran preocupados por la pérdida de puestos de trabajo que puede generar una profundización en la caída de las ventas
Los fabricantes de maquinaria agrícola se muestran preocupados por la pérdida de puestos de trabajo que puede generar una profundización en la caída de las ventas

Los implementos (pulverizadoras autopropulsadas y de arrastre, acarreo y almacenaje de granos, y otros) conservaron el tercer puesto con el 19% de la torta, dos puntos porcentuales arriba del período julio-septiembre del año pasado.

Por último, las cosechadoras bajaron en las preferencias de  la posición dos a la cuatro con una porción de ventas del 14,9% contra 22,1% de la campaña anterior.

El instituto estadístico destaca que, en cuanto a la participación de los distintos subgrupos de implementos, las pulverizadoras representaron en el tercer trimestre de este año el 45%, con $ 648,1 millones de facturación, frente al 49,1% de 2017 ($ 692,2 millones, una caída de 6,4 puntos porcentuales). La categoría Otros implementos participaron con el 40%, unos $ 575,4 millones facturados versus 37,3% ($ 525,8 millones, un aumento de 8,6 puntos porcentuales). Por su parte, los implementos utilizados para acarreo y almacenaje de granos, representaron el 15% restante con $ 216,5 millones, contra 13% del año pasado ($ 192 millones, una disminución de 12,8 puntos porcentuales).

Baja acumulada

El INDEC reveló que en el camino recorrido en lo que va de 2018, el sector de maquinaria agrícola se está quedando atrás respecto del ritmo de ventas de 2017. Entre enero y septiembre la facturación alcanzó los $ 21.239,2 millones respecto a los $ 22.316,6 millones del mismo período del año pasado, lo que representa una caída del 4,8%.

Los peores registros lo tuvieron las cosechadoras con un freno del (-24,5%) en la comparación interanual. También sobre los primeros nueve meses, los implementos registraron bajas pero bastante menores con sólo (-2,5%). No obstante, hay que destacar que los otros dos segmentos tuvieron subas entre un año y otro en lo que respecta a los tres primeros trimestres: las sembradoras incrementaron su facturación 12,5% y los tractores 2,6%.

Más allá de la situación preocupante que reflejan las cifras del tercer trimestre el año, el deterioro en el comercio de maquinaria agrícola se acentúa si se tiene en cuenta lo que se había recuperado el año pasado en relación a 2016. A saber, en el período enero-marzo del año pasado, la mejora interanual había sido del 88,7%; mientras que en el arranque de 2018, la desaceleración del ritmo que venía teniendo el sector dejaba un crecimiento de apenas 3,7% por encima del ciclo anterior.

La comparación de los segundos trimestres de 2017 y 2018 es más que elocuente: mientras que en el primer caso las ventas se habían recuperado 93,3% interanual, al año siguiente se registraron caídas del (-6,8%), es decir, un retroceso apenas superior al 100%. El menor impulso también se vio en la medición julio-septiembre donde el año pasado se había recuperado 61,1% comparado a 2016, y en 2018 se perdió (-8,7%); lo que refleja una disminución acumulada de casi 70 puntos porcentuales.

Mismo pronóstico

En el tercer trimestre del año, las sembradoras fueron las que menor caída en unidades vendidas tuvieron, aunque el retroceso interanual fue de casi 20%
En el tercer trimestre del año, las sembradoras fueron las que menor caída en unidades vendidas tuvieron, aunque el retroceso interanual fue de casi 20%

Los números del INDEC confirman los datos difundidos días atrás por la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) que presentó la Encuesta Nacional de Coyuntura, un estudio realizado con el objetivo de contar con un mapa actualizado de la situación que atraviesa el sector. El trabajo revela que casi cuatro de cada diez encuestados, sostuvo que la estimación de ventas al cierre de 2018, medido en unidades, estará entre el 30% y el 50% por debajo del año pasado. En dólares, la caída proyectada por el sector sería del 22% promedio, pasando de U$S 1.069 millones a USD 833 millones.

Entre las causas que explicarían el mal desempeño del sector está la falta de Financiamiento, respuesta que fue elegida por el 65,5% de los entrevistados, siendo la Sequía la segunda preferencia con menos de 20 puntos porcentuales.

El titular de CAFMA, Raúl Crucianelli, ratificó que el sector “está sin financiamiento para la venta. Existe mercado interno, pero el productor agropecuario o el contratista rural no está dispuesto a financiar su compra a las tasas que solicitan los bancos”. El dirigente empresario agregó que “todo esto ha producido una fuerte baja en la fabricación e importantes niveles de stocks, lo cual comenzó a tener influencia negativa en el empleo”.

Al respecto, Crucianelli recordó que la encuesta de la Cámara advierte que entre “el 22% y el 25% de las empresas decidirán en el corto plazo instrumentar reducción de jornada, suspensiones, o el inicio de Programa Preventivo de Crisis. Todo esto debe ser resuelto para no profundizar la situación”, se lamentó.

Buscando mercados

En el acumulado del año, las cosechadoras registraron la peor caída en la facturación con un (-24,5%) comparado con el período enero-septiembre de 2017
En el acumulado del año, las cosechadoras registraron la peor caída en la facturación con un (-24,5%) comparado con el período enero-septiembre de 2017

Los datos desalentadores llegan en momentos en que los referentes de la industria se encuentran en la ciudad italiana de Bolonia hasta el domingo 11 de noviembre participando de la edición 43° de la Exposición Internacional de Máquinas para la Agricultura (EIMA), una muestra que, desde 1969, organiza cada dos años la federación que nuclea a los fabricantes de ese país y recibe a representantes de unos 150 países de los cinco continentes.

La Argentina cuenta con una delegación de empresarios, técnicos y desarrolladores nacionales. Entre los integrantes de la comitiva se encuentra el Ing. Agrónomo Mario Bragachini, del INTA Manfredi (Córdoba), quien resaltó que “es reconocido nuestro know how en siembra directa, en silobolsa, en agricultura de precisión, nuestra eficiencia en producción de soja, y todo de manera sustentable. Todo el mundo se acerca para ver cómo es un país que produce diez veces más alimentos de los que consume: casi 3.000 kilos de granos por habitante. Lo hacemos a través de tecnología que estamos dispuestos a transferir, siempre y cuando seamos un oferente preferencial, porque tenemos los mejores fabricantes de maquinaria agrícola”, se entusiasmó.

Entre las tendencias de la edición 2018 del EIMA, Bragachini destacó el automatismo, actuadores eléctricos, la Internet de las Cosas, la agricultura 4.0 y la agricultura circular (donde la materia prima forma parte de un sistema industrial en el que nada se tira y todo se aprovecha), y un mayor foco en el bienestar animal. “Veo un futuro fascinante, tanto para la agricultura como para la ganadería; un futuro donde vamos a producir alimentos específicos para cada organismo específico”, afirmó.

Source: Infobae
La venta de maquinaria agrícola cayó por segundo trimestre consecutivo

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account