Julio Martínez

Aunque muchos dirán que sí, casi nadie lo esperaba. Los 15 mil votos que había sacado de ventaja el peronismo en las PASO parecían irremontables. Sin embargo, en una histórica elección, Cambiemos lo dio vuelta gracias a una sucesión de alianzas, pases y renuncias que desembocaron en un escenario difícil de entender puertas afuera de la provincia, ya que el kirchnerismo colaboró con la victoria del macrismo.

La mirada estaba puesta en la carrera hacia la cámara alta. La elección por los dos diputados que estaban en juego se caía de madura: el macrista Julio Sahad y el peronista Danilo Flores se iban a repartir los escaños. En el senado, en cambio, se descontaba que el ex ministro de Defensa Julio Martínez y el ex presidente Carlos Menem iban a conseguir una banca cada uno, pero no estaba claro quién se quedaría con la tercera, que hasta ahora sería para Inés Brizuela y Doria, del Frente Cívico Riojano y mano derecha de Martínez.

La Rioja tiene una particularidad. El PJ suele hacer un conteo provisorio de los votos que, en general, es bastante fiel a los resultados finales. A las 20 horas Infobae se comunicó con referentes de los dos espacios que peleaban por la tercer banca del Senado. En ese momento y con el 80% de las mesas escrutadas el triunfo de Cambiemos era claro. “Creo que ganamos”, confió Martínez. “Hay que esperar, estamos palo a palo”, indicaron desde el peronismo.

El triunfalismo de las últimas semanas en el PJ se había esfumado. Y a las 21, los primeros resultados oficiales confirmaron los temores del peronismo, que gobierna la provincia desde 1983. Al final, con el 91,79% de los votos escrutados, Cambiemos obtuvo el 49,70% de los votos y el Frente Justicialista Riojiano, el 43,26%. En Diputados, en tanto, Cambiemos consiguió el 45,85% y el peronismo, 42,68 por ciento. 

La pregunta, entonces, es qué pasó desde las elecciones primarias en las que Menem arrasó. Y la respuesta no es tan complicada, ya que hubo dos hechos trascendentales que marcaron a fuego la agenda política de La Rioja.

Primero, el más importante: el pase a Cambiemos del intendente capitalino Alberto Paredes Urquiza, un histórico aliado del hombre fuerte del PJ, el ex gobernador Luis Beder Herrera, de quien fue su secretario de gobierno. Pese a que el alcalde había coqueteado con el macrismo desde que asumió en diciembre de 2015, muchos descontaban que el peronismo iba a llegar unido a las elecciones. No pasó.

La mudanza de sector fue crucial: el espacio que lidera Paredes Urquiza se había presentado en las legislativas provinciales en la capital, donde había quedado tercero, a menos de 1 punto de Cambiemos. Tenía un capital político importante que se sintió en las urnas: en la ciudad de La Rioja, Cambiemos le sacó más de 15 mil votos a la lista que encabezaba Menem.

La segunda jugada clave fue el jueves, cuando la senadora kirchnerista Tere Luna, que buscaba su reelección y que había obtenido casi 12.500 votos en las PASO, pateó el tablero y anunció que declinaba su candidatura. Aunque la excusa fue la sangría de candidatos que sufrió su lista, en el mismo comunicado en el que reveló su decisión, reivindicó su apoyo a Paredes Urquiza y llamó a explicar al electorado su baja, que no fue otra cosa que un guiño a Cambiemos.

De esta forma, el tándem Paredes Urquiza – Julio Martínez será la fórmula que encabezará la oposición al peronismo de acá a 2019 y que competirá por la gobernación. Nadie se anima aventurar, sin embargo, cómo se resolverá esa interna. Pero de lo que hay plena certeza es del mensaje que les dejó Macri cuando visitó la provincia hace dos semanas: “Los quiero juntos”.

Source: Infobae
La Rioja: Cambiemos da vuelta el resultado de las PASO gracias al apoyo de una kirchnerista y un peronista

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account