El último Platense-River: el experimento táctico de Ramón Díaz y el jugador que se fue llorando del estadio del "Calamar"

Desde que River se mudó a Núñez en 1938, Platense es su vecino más cercano entre los clubes con mayor recorrido en Primera División. Apenas 3.700 metros separan al Monumental del estadio Ciudad de Vicente López, donde hace 19 años se jugó el último partido entre los dos equipos que el miércoles, en la cancha de Lanús, volverán a verse las caras por los octavos de final de la Copa Argentina.

Aquel encuentro, jugado el 14 de junio de 1999 por la penúltima fecha del Clausura que obtuvo Boca, no fue uno más: el 3 a 0 en favor de River terminó condenando a Platense a descender a la Primera B Nacional, su actual categoría, después de 23 años en los que casi siempre estuvo al borde del precipicio. Desde entonces, el Calamar no logró regresar a la elite del fútbol argentino e incluso cayó dos veces a la B Metropolitana (en 2002 y en 2010). En realidad, aquel descenso de Platense se veía venir desde hacía ya varias fechas y los dos goles de Javier Saviola más el otro que anotó Cristian Castillo no hicieron más que consumar el final de una crónica anunciada.

El técnico de River era Ramón Díaz, quien aquel mediodía realizó un experimento táctico que le salió bien: el paraguayo Nelson Cuevas, el inefable Pipino Cuevas, dejó la delantera para jugar de mediocampista por la derecha; Carlos Netto, habitual mediocampista central, jugó recostado sobre la izquierda de la mitad de la cancha; Leonel Gancedo dejó el rol de volante de contención para jugar de enganche; y Leonardo Astrada fue el “cinco” clásico.

River formó con: Roberto Bonano; Gustavo Lombardi (Leonardo Ramos), Pedro Sarabia, Eduardo Berizzo, Diego Placente; Cuevas (Cristian Castillo), Astrada, Netto; Gancedo; Saviola y Juan Pablo Angel (Jorge Martínez).

Por su parte, el equipo de Platense estuvo integrado por: Gustavo Irusta; Humberto Váttimos, Pablo Erbín, Daniel Loyola, Walter Zunino; Christian Verón (Maximiliano Zanello, luego Mariano Campodónico), Sergio Mandrini; Raúl García, Gastón Coyette; Alberto Godoy y Spontón (Chatruc).

Berizzo consuela a Platense tras consumarse el descenso de Vicente López

Berizzo consuela a Platense tras consumarse el descenso de Vicente López

La mayoría de los dirigentes de River cuestionaban a Ramón Díaz, quien en la semana había sido sostenido en su cargo por un llamado que el entonces presidente de la Nación, Carlos Menem, hizo a las oficinas del primer piso del Monumental. El equipo terminó el torneo segundo detrás de Boca y luego se clasificó a la Copa Libertadores 2000 tras vencer a Gimnasia y Esgrima La Plata por 3 a 2 en un repechaje.

De un arranque de Cuevas nació el primer gol, anotado por Saviola. Ya en el segundo tiempo, nuevamente Saviola y luego Castillo transformaron al resultado en una victoria exagerada desde los números porque Platense no mereció caer por tanta diferencia. Horacio Elizondo fue el árbitro del encuentro.

Acostumbrado a mantener la categoría en las últimas fechas de los torneos, aquella vez a Platense no le alcanzó para lograr ese objetivo y se fue a la B Nacional una jornada antes del cierre del campeonato. Claudio Spontón, acaso el principal referente de Platense por entonces, fue el primero en irse del estadio llorando por la pérdida de la categoría, mientras algunos hinchas del Calamar intentaban consolarlo. Durante el partido, Spontón había sido reemplazado en el segundo tiempo por José Chatruc, quien dos años después saldría campeón local con Racing después de 35 años.

El entrenador de Platense era Carlos “Chamaco” Rodríguez, hoy dirigente de River que suele estar cerca del plantel que dirige Marcelo Gallardo. Por caso, fue uno de los que acompañó al equipo durante la última pretemporada, en Miami.

River ganó el campeonato siguiente (Apertura 1999) y de ese modo evitó el primer tricampeonato de Boca en la historia. El mismo objetivo tiene ahora River en la Superliga, aunque esa es otra historia.

El miércoles, casi 20 años después de aquel partido histórico, volverán a verse las caras. Será, a no dudarlo, un choque con reminiscencias de Primera División.

SEGUÍ LEYENDO

Gallardo rearmó su plantel de cara al amistoso con Talleres y el cruce con Platense por Copa Argentina

La picante respuesta de Carlos Tevez a Lucas Pratto con un desafío de cara al Superclásico

Así quedó el cuadro de la Copa Argentina tras las clasificaciones de Boca y San Lorenzo

Source: Infobae
El último Platense-River: el experimento táctico de Ramón Díaz y el jugador que se fue llorando del estadio del "Calamar"

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account