El salario real promedio cayó 11,6% en 2018 según el primer dato oficial

Los mercantiles fueron uno de los sectores afectados por la retracción del consumo
Los mercantiles fueron uno de los sectores afectados por la retracción del consumo

La aceleración de la inflación y pautas paritarias que quedaron por detrás de la suba esperada de los precios al consumidor, determinaron que el salario real cayera 11,54% interanual el año pasado, según el primer dato oficial que publicó la Secretaría de la Seguridad Social, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, el Ripte (Remuneración Imponible Promedio para el Trabajador Estable).

El Ripte arrojó para diciembre un nivel de $34.339,61, significó una suba nominal de 30,56% respecto del nivel de un año atrás, y 17 puntos por debajo de la inflación del 47,6% con que cerró 2018.

Este índice mide la variación de los salarios por todo concepto (básico, presentismo, horas extras, etc.) de los trabajadores registrados, tanto públicos como privados, que hayan aportado en los últimos 13 meses, aunque no incluye a los aportantes de las cajas provinciales ni al servicio doméstico. Se considera como una buena aproximación de los  que anunciará el Indec para los privados a fin de mes.

A su vez, el salario mínimo vital y móvil perdió 13,6%, al subir 27,59%, a 11.300 pesos.

En el promedio del año, los salarios quedaron menos rezagados frente a la inflación: fue de unos 7 puntos, por haber avanzado 27,09%, en comparación con una tasa de inflación promedio de 34,24 por ciento.

Según calculó Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA, el Ripte acumula ocho meses ininterrumpidos en rojo y lleva cuatro meses de caídas en doble dígito.

La caída del salario real se debe a la inflación y a las paritarias que todavía no habían terminado de pagar los incrementos en el salario nominal de los trabajadores. La ronda de negociación salarial de 2018 va a superar el 40% punta a punta en la mayoría de las ramas del sector privado, pero van a llegar muy tarde. La última revisión de la mayoría de los acuerdos se hace efectiva en enero de este año”, explicó Campos.

La ronda de negociación salarial de 2018 va a superar el 40% punta a punta en la mayoría de las ramas del sector privado, pero van a llegar muy tarde

Por ejemplo, los trabajadores de Comercio, la paritaria más grande, cerró en un 25% el año pasado, pero actualiza un 20% más en este primer trimestre.

En tanto, el bono de fin de año que propuso el gobierno tampoco ayudó a empatar a la inflación.

Según datos de la CTA, Comercio había cerrado por un 45%; Utedyc, 45,7%; Aceiteros, 42,5%; Metalúrgicos, Mecánicos, Transporte de Cargas, Estaciones de Servicio, Construcción, por un 40%. Luego, Alimentación, por 39,5%, y Cuero, 37 por ciento.

Los que más perdieron fueron los trabajadores del sector público nacional, con una paritaria del 25%. Y los de prensa, 23 por ciento.

Lograron cláusulas gatillo, los bancarios y algunas ramas de Sanidad.

“El poder de compra cayó 12% interanual y Argentina es una economía cerrada, que depende del mercado interno. Y el principal componente del PBI es el consumo. Si cae el salario real, cae el consumo“, dijo Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica.

En su último informe dio como ejemplo que las ventas en los supermercados descendieron un 12,5% interanual en términos reales, en tanto que las ventas en los shoppings, 16,3% en diciembre del año pasado. Esta última afectado también por la caída real del crédito al consumo.

Expectativas para 2019

A partir de enero se espera que podría haber un crecimiento del salario real si comienzan a impactar las últimas cuotas de la revisión del año pasado. Sin embargo, los economistas consideran que la recuperación salarial del primer trimestre no alcanzaría a recuperar la caída del salario real entre abril y diciembre pasados.

El primer pedido de las organizaciones sindicales será recomponer la pérdida de 2018“, dijo Campos. Va a depender mucho de cada organización. A partir de ahí, no hay mucha claridad de cuál va a ser la pauta de este año, porque tampoco hay claridad sobre la inflación”, agregó.

Por ahora, los bancarios negociaron un porcentaje para el primer trimestre y aceiteros, 23% con cláusula de revisión para junio.

La recuperación salarial del primer trimestre no alcanzaría a recuperar la caída del salario real entre abril y diciembre pasados

En tanto, ya se acordó en el Consejo del Salario, el Empleo y la Productividad que el salario mínimo avanzará a $ 11.900 en abril y $12.500 en junio.

A su vez, las jubilaciones y planes sociales se actualizarán 11,8% en marzo, a $ 10.410, y 10,8% en junio, a 11,535 pesos.

“En el arranque del 2019 se estabilizaría en los nuevos niveles de ingresos reales. Recién en el segundo trimestre las paritarias darán un respiro a la caída del poder de compra del asalariado, pero sin capacidad de recuperar lo perdido en términos reales en 2018″, dijo Castiñeira en su informe.

El economista previó que las jubilaciones y los planes sociales recuperarán poder de compra en la segunda mitad del año, al subir 10% real en el segundo semestre.

“La masa salarial ampliada quedará ganando un 3% real para el momento de las elecciones, con salarios que empatan contra la inflación, y jubilaciones y planes que recuperan el 80% del poder de compra perdido en 2018”, dijo Castiñeira.

Seguí leyendo:

Mauricio Macri: “Empezó a bajar la inflación y lentamente va a mejorar la actividad económica”

A cuánto llegarán el dólar y la inflación a fin de año, según los analistas económicos

Source: Infobae
El salario real promedio cayó 11,6% en 2018 según el primer dato oficial

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account