El profesor del Pellegrini que publicó un violento meme con expresiones sexuales contra un alumna rompe el silencio: "Me llevaron puesto"

Rístori en el estudio de su abogado (Matias Baglietto)
Rístori en el estudio de su abogado (Matias Baglietto)

Renato Ricardo Ristori trata de tener un poco de sentido del humor, de alivianar lo que pasa. “Pregúntenle a mi mujer, a mi suegra”, dice. “No soy un monstruo”, asegura un poco jocoso al final de la charla.

De 60 años de edad, Ristori, profesor de biología del colegio Carlos Pellegrini, asegura tener “un legajo impecable, sin licencias ni faltas, sin conflictos” durante sus más de diez años de trabajo en la institución que depende de la UBA, también da clases en otros tres secundarios. Ristori se jubilará en un mes, sus papeles ya están listo. “Y me aparece esto”, se lamenta, “en el último año de vida docente”.

Lo que apareció, a simple vista, es grave. Para empezar no apareció, sino que lo posteó él mismo en su muro de Facebook, semiabierto al público.

A mediados del mes pasado, Ristori difundió un meme de contenido netamente sexista, donde ridiculiza al lenguaje inclusivo con un una referencia sexual explícita. Hay una cara en ese meme, la de una joven de 17 años que fue alumna suya en el Pellegrini. “Basta de feminazis”, comentó el profesor en el epígrafe.

La comunidad de padres del colegio se alzó con un petitorio de más de 800 firmas, según publicó Página/12, que reveló el caso, lo que llevó a que el profesor sea separado de su cargo por las autoridades de la UBA hasta que se resuelva un sumario administrativo en su contra. No podrá tener contacto con ningún estudiante. Por lo pronto, no será parte de las mesas de examen de este mes.

La entrada del Carlos Pellegrini.
La entrada del Carlos Pellegrini.

En paralelo, la madre de la alumna del meme lo denunció ante la Justicia contravencional porteña: hoy, Ristori tiene una causa en su contra en la Fiscalía Nº16 del fuero a cargo de la doctora Claudia Barcía bajo la calificación de hostigamiento digital a una menor. La pena, si es que es condenado o accede a un juicio abreviado, no será significativa: de uno a cinco días de arresto, de tres a diez días de trabajo comunitario, una multa.

Mientras tanto, los padres en la escuela y otras autoridades hablan de conductas previas inapropiadas, de comentarios como que “a las chicas les gusta la dieta de la banana doblada” en una clase sobre bulimia y anorexia, que el profesor de biología tomaba fotos a alumnas en clase, otros comentarios misóginos, xenófobos. No todas las puertas se cerraron: en la mañana del miércoles dio clases en otro colegio.

Hoy, Ristori busca defenderse. Dice que “lo llevaron puesto”, que nadie lo alertó de esta denuncia. Estos problemas, intenta explicar el profesor, “surgen de cuestiones con algunos grupos de alumnos que malinterpretan algunas o cosas, o mienten“.

-¿Dónde están las mentiras?

-Dicen en el petitorio que yo saco fotos. En una clase tenía dos practicantes del profesorado que estaban en mi clase. Terminaban ese día. Y una chica no paraba de hablar. Le dije: “Te voy a sacar una foto y se la voy a mandar a tus papás”. Terminó la clase y me llama el vicerrector. Me dice que la tutora del curso tiene una nota en donde se me acusa de sacarle fotos a una alumna. Nunca le saqué una foto a una alumna. Hay una mentira por parte de la alumna y del adulto que toma esto como verdadero. La tutora del curso me conoce hace 20 años. Nunca me preguntó qué pasó. Llevé al vicerrector y le pregunté a los chicos si yo les saqué una foto. Dijeron que no.

-¿Cree que hay una animosidad de las madres y padres del colegio en su contra?

-Seguramente.

-¿Por qué debería haberla?

-No sé.

-¿Cree que los padres y madres del Pellegrini están en su contra por una cuestión ideológica?

-Seguramente. Quizás se busca una interpretación a las cosas que en otro lado no se da. A veces hasta me cohibo de saludar a una profesora. Ahí se le busca la quinta pata al gato.

(Matias Baglietto)
(Matias Baglietto)

-Se habla de comentarios misóginos, con tinte xenófobo, de comentarios sobre que a las chicas “les gusta la banana doblada” en una clase sobre bulimia y anorexia.

-Eso nunca lo dije. Doy una clase sobre bulimia y anorexia sobre los regimenes que venden las revistas. Les digo que esos regimenes no sirven, que tienen que ir al nutricionista. Y a veces hacemos alguna broma sobre eso. Hago muchos comentarios, vos podés sacarlos de contexto. Ese tipo de comentarios se distorsiona.

-¿Reconoce usted el meme que comparte?

-Reconozco el meme, lo que no reconozco es la cara de la alumna.

-¿No conoce a la alumna?

-Sí la conozco, fue alumna mía. Pero no la veo a ella en el meme, no la veo nítidamente, para nada. Y como alumna y persona, ella era diez puntos.

-¿Usted usa anteojos?

-Uso anteojos.

-¿Usted hizo el meme?

-¡Noooo! A lo sumo sé copiar y pegar. Ese meme es trabajo de alguien que sabe computación.

-¿Y quién se lo comparte a usted? 

-Sinceramente no sé.

-Renato, el contenido es reprochable. “Memetelpenederrepente”, “basta de feminazis”… 

-Pero el “basta de feminazis” no va dirigido a esta persona. Ella es diez puntos, como alumna y como persona.

-Pero publicar algo así en su muro de Facebook, que es semipúblico. Usted es docente en una institución.

-¿Te puedo decir algo? Quizás puede ser un exabrupto. Pero no hubo intención manifiesta contra una persona. No la veo a ella, después me empiezan a putear y me doy cuenta, lo borro porque no corresponde. No sé si me cuesta la carrera esto, pero el final, sí. Me hubiese gustado irme del colegio de otra manera.

-Se habla de una problemática en el colegio en el petitorio en su contra.

-La problemática fue en un solo curso, durante un solo año.

-¿Qué pensó cuando vio que comenzaba el movimiento feminista en el colegio?

-Lo vi bien, muy bien. Creo que es muy necesario que la juventud se mueva en esos aspectos.

-¿Y qué piensa cuando escucha el término “feminazi”?

-Pienso en violencia. Quema de cosas, sangre, hacer caca en las iglesias. Eso, para mí, resta al movimiento que con buena intención se está generando en la sociedad. Para mí es algo extremista.

-Una mujer con los pechos a la vista en una manifestación…

-No es necesario. Y hay mujeres probas que lo dicen. “Las que hemos llegado a algo no tuvimos necesidad de desnudarnos”… Son libres, que lo hagan si quieren. Pero, para mí, no es necesario. Le resta el verdadero sentido de lo que debería ser una marcha pacífica.

-¿Ha tenido roces con sus alumnas por este tipo de tema?

-Una alumna mía hasta amenazó con pegarme dentro de la clase. No lo denuncié. Lo veo como alguien con mucho fervor con respecto al tema que no puede aceptar lo que piensa la otra persona…

-¿Sus alumnas y alumnos le preguntaron su postura sobre el aborto?

-A mí me preguntaron qué pienso del aborto, como profesor de biología. Les dije que, primero, estoy en contra. me empezaron a gritar. “Nooo, que la gente pobre…”, decían. Y no es una cuestión de gente pobre o gente rica. Es cuestión de trabajo sobre los métodos de anticoncepción. Y ahí sí hay machismo, porque el que no quiere usar preservativo es el varón. No respetaron mi opinión en el aula. Vino una chica, muy efusiva, y trató de pegarme. No estoy en contra, estrictamente, pero estoy en contra de cómo se está tratando. En la Argentina existe la ley de interrupción legal, que no se cumple. Les conté de casos donde la interrupción legal del embarazo podría haberse aplicado y no se hizo. ¿Por qué, si hay por ejemplo un diagnóstico de anencefalia, hay que pasar por un juez? ¿Por qué no lo puede autorizar un médico? Si podemos dar una mejor educación sexual… Ves en los diarios que la transmisión de enfermedades aumenta, el HIV debería bajar y sube en este país. ¿Qué grado de inconsciencia se maneja? Yo participé en el Pellegrini de las jornadas de ESI con otros docentes. Si generamos conciencia sobre los métodos de anticoncepción muchas cosas no sucederían. Si nos ponemos en extremos no vamos a poder dialogar.

El meme machista compartido por Ristori que le costó la separación del cargo y una causa por hostigamiento a una menor.
El meme machista compartido por Ristori que le costó la separación del cargo y una causa por hostigamiento a una menor.

-Hay usuarios en redes sociales que reivindican al machismo y que ahora lo reivindican a usted. 

-No estoy en esa posición, para nada. No me gusta. Yo estoy a favor de la mujer independiente. Nada que ver.

-¿Pidió disculpas públicamente?

-Si pudiera dárselas se las doy, no tengo ningún problema. Pero en Argentina no sirve dar disculpas. La madre de la chica no se contactó conmigo, para nada. Ojalá me hubiese llamado antes. Soy de esos, de sentarme con vos y hablar.

Christian Saragusti, abogado defensor del docente, asegura que el expediente contravencional “está en la etapa investigativa, Rístori todavía no fue llamado a declarar. La Fiscalía, por ahora, solo tiene la denuncia de la madre de la víctima. Para nosotros no existe delito. El hostigamiento es una figura bien definida y en este caso no lo hay. Borró el meme. No es un delito, es una contravención”. “Esto se agrandó de una forma que no debería haberse agrandado. Vamos a ofrecer la computadora y el teléfono de Renato, para que se encargue la Fiscalía si fue él quien hizo el meme”, afirma el letrado.

Ristori, por lo pronto, pedirá una licencia médica en los próximos días: el docente aduce un fuerte cuadro de estrés.

SEGUÍ LEYENDO

Separaron al docente del Pellegrini que publicó un violento meme con expresiones sexuales contra una alumna

Source: Infobae
El profesor del Pellegrini que publicó un violento meme con expresiones sexuales contra un alumna rompe el silencio: "Me llevaron puesto"

Comentarios

debatedenoticias

leave a comment

No Any widget selected for sidebar

Create Account



Log In Your Account